La figura del asesor político

El asesor político es una figura cada vez más denostada en la política española

El asesor político es una figura cada vez más denostada en la política española. Los partidos se sirven de esta figura para dar un puesto a gente o bien del partido o bien de las bases más jóvenes. Es un sector que en España, a diferencia de otros países, no está nada profesionalizado. Tanto es así, que cuando un periodista deja de serlo para entrar en un gabinete como asesor de comunicación, dicen que se ha pasado “al lado oscuro”.

Por otro lado, muy pocos políticos comenzaron como asesores y los que han conseguido llegar a la política siempre ha sido para trabajar para otro y nunca a la escala más alta. La madre de todas las campañas electorales, gracias a la que se revolucionó el mundo de la asesoría política, fue la campaña “Obama for America” de 2008. El jefe de campaña, David Plouffe, posteriormente trabajó como asesor externo y de 2011 a 2013 ejerció de “Senior Advisor to the President”. Se rumoreó allá por 2014 que podría entrar en la Casa Blanca como Chief of Staff, pero esto finalmente no ocurrió. Otros que han tenido roles en política son por ejemplo Bobby Kennedy, que era hermano y asesor principal de JFK Kennedy pero no llegó a ser presidente. En la actualidad hay varios asesores que tienen muchas papeletas para “pasarse al otro lado” como John Podesta, jefe de campaña de Hillary Clinton y hombre clave de la Administración Clinton en época de Bill, mientras que Corey Lewandowoski, jefe de campaña de Trump, no parece que tenga tantas.

En España, el jefe del gabinete de Presidencia del Gobierno, con despacho en el edificio principal de Moncloa, es Jorge Moragas, quien también fue director de campaña del PP para el 20-D y lo vuelve a ser para el 26-J. Este diplomático catalán, relacionado con la alta sociedad barcelonesa y madrileña, es quien dirige a las aproximadamente 50 personas que conforman el gabinete junto con Alfonso de Senillosa, Director Adjunto del Gabinete de la Presidencia del Gobierno. Tienen peso en Moncloa también María González Pico, jefa del Gabinete de la Vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría y José Luis Ayllón, que es el Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes y es el segundo de Soraya como ministra de Presidencia. También con rango de Secretaia de Estado está Carmen Martínez Castro en el área de comunicación. Todos han estado afiliados al partido de gobierno antes de ser nombrados para estos cargos.

Los Directores de Campaña y sus estrategias

Jorge Moragas es el Director del Campaña de Rajoy, y además es diputado en el Congreso. La campaña que ha diseñado Moragas junto con su comité se basa en una estrategia de polarización frente a Podemos para sumar todo el voto “constitucionalista” y lleva como lema #AFavor, en un claro intento de ilusionar a sus votantes, intento que vemos también en ejemplos como la versión merengue del himno del PP

En otros partidos, los directores de campaña tampoco son neutrales y tienen también cargo público.

En Podemos, el director de campaña es Íñigo Errejón, diputado en el congreso y número 2 en la estructura orgánica de Podemos, que se presenta a estas elecciones en coalición con IU y Equo. La coalición Unidos Podemos también sigue una estrategia de polarización para aglutinar el voto de izquierdas y ganarle terreno al PSOE. Por otro lado, Errejón ha diseñado esta campaña con una presencia mucho menor de Pablo Iglesias  y con mayor presencia de otros miembros de la coalición como Alberto Garzón, Ada Colau, Mónica Oltra o Xavier Doménech. Basta con ver el cartel de la campaña para darse cuenta.

En el PSOE, el coordinador del Comité Electoral es César Luena  mientras que el portavoz de este Comité es Antonio Hernando. Los dos son diputados en el Congreso. Luena es además de diputado, secretario de organización del PSOE nacional y secretario general del PSOE La Rioja, mientras que Hernando además de diputado es portavoz del grupo parlamentario socialista en el Congreso. Ambos están muy próximos a la figura de Pedro Sánchez, habiendo participado activamente en las negociaciones que desembocaron en la repetición de elecciones, pero que ahora son recompensados de esta manera. Su campaña la están centrando en que son la alternativa al Partido Popular y que son quienes pueden liderar un gobierno de cambio. De hecho, su eslogan de campaña es “un sí por el cambio”.

En Ciudadanos, el Director de campaña es José Manuel Villegas, quien hizo una mala campaña en diciembre   ya que su partido quedó muy alejado de lo que pronosticaban las encuestas y esta vez vuelve a tener un comienzo accidentado . Esta vez plantea un cambio de estrategia con una campaña más corta  y más presencia en la calle.

En este caso, tampoco es un profesional de la asesoría, ya que Villegas fue diputado en el Parlament de Catalunya hasta septiembre de 2015 y cuando Albert Rivera se embarcó en la aventura nacional fue quien le acompañó al Congreso. Es Vicesecretario General del partido, además de número 4 en la lista de la circunscripción de Barcelona y está afiliado a C’s desde 2007. Su estrategia de campaña se centra en presentar el partido como la alternativa para cambiar las cosas mediante acuerdos, sacando pecho de que es el único que pactó con el PSOE para las Elecciones Generales y que facilitó un posible gobierno de cambio. Su cartel de campaña lo deja muy claro.

Las encuestas dan como ganador de las elecciones al Partido Popular, en segundo lugar se sitúa Unidos Podemos junto con sus confluencias, en tercer lugar el PSOE y en cuarto Ciudadanos. En realidad, la variación de voto esperada con respecto al 20-D es mínima, pero la suma de IU+Podemos permite que suceda el “sorpasso” beneficiado por la ley electoral que al tener circunscripciones pequeñas y favorecer a los partidos más votados, hace que le “robe” escaños al PSOE en varias provincias aunque éste saque un porcentaje de voto muy similar.

Según Kiko Llaneras, periodista especializado en encuestas de “El Español”, los resultados esperados a 18 de junio eran: PP 125 ±9, UP 85 ±9, PSOE 75 ±10, C’s 42 ±8.

Nuestro sondeo: PP 125 ±9, UP 85 ±9, PSOE 75 ±10, C’s 42 ±8.  pic.twitter.com/w9ybJwvmMW

Autor: Álvaro Solé Torrecilla

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por CUNEF (Universidad Complutense) en la especialidad de Dirección Financiera; y en la actualidad trabaja en el departamento de banca de inversión de un conocido banco español, en el área de finanzas corporativas.

Para Álvaro la política es una pasión a la que dedica sus ratos libres: en redes sociales, redactando artículos, participando en debates y ponencias y, puntualmente, como asesor de campañas electorales. Sus áreas de mayor interés son la política española en general y la catalana en particular, además de la  política internacional, en especial la Unión Europea, Oriente Medio y Estados Unidos.

La figura del asesor político
Valora este post