Atasco

La situación en la que se encuentra España genera una grave incertidumbre a la solvencia de las empresas. Las consecuencias de la falta de consenso entre las fuerzas políticas no sólo tiene como consecuencia una repetición de elecciones.

La Asociación Profesional de Administradores Concursales (ASPAC) solicita que se establezcan medidas para solventar el increíble atasco que se sufren en los Juzgados de lo Mercantil.

Desde las diferentes formaciones políticas no han sido conscientes de la repercusión que tiene para el tejido empresarial la situación de bloqueo en la que se encuentra España y desde la Asociación declaran que “pese a la reducción de precios, a la consecuente mejora en la productividad y a una reforma laboral (invalidada por resoluciones judiciales, en muchos casos, debido a defectos de procedimiento en lugar de cuestiones sustanciales), la falta de Gobierno y legislación puede agravar los problemas de insolvencia en compañías y sectores estratégicos clave, como la construcción y energía”

A lo largo de los años, las sucesivas reformas, sin éxito, de la Ley Concursal, demuestran que aún estamos lejos de convertir esta herramienta en una verdadera forma de reestructurar el tejido empresarial.

En palabras del presidente de ASPAC, Luis Martín, España ha atravesado un periodo de ‘metonimia concursal’: “buena parte de las últimas reformas han surgido a raíz de casos concretos y han tenido poco impacto en el desarrollo de un sistema de insolvencia eficaz, sobre todo para la pequeña y mediana empresa, que es la base de nuestra estructura empresarial”.

Todo ello, lo podemos explicar a través de las principales causas por las que una empresa se liquida.

Cuando se produce una liquidación empresarial masiva, deberíamos plantearnos que hay algo que no funciona debidamente, y no podemos echarle todo el peso a la Ley, sino que cuando el legislador hace reformas legislativas y, aún así, la mayoría de las empresas terminan su procedimiento concursal en liquidación, quiere decir que el fallo proviene de problemas estructurales en la economía.

Cuando hablamos de las reformas en materia concursal, la Asociación declara que “éstas podrían devenir en la desprofesionalización del sector. Las últimas modificaciones y las previstas, (Ley 17/2014, de 30 de septiembre, Ley 9/2015, de 25 de mayo, y 25/2015, de 28 de julio; así como el futuro Estatuto de la Administración Concursal) permiten que cualquier titulado que acredite formación jurídica o económica y que apruebe un examen acceda al ejercicio de la administración concursal”

Actualmente contamos en España con unos 9.000 administradores concursales, número superior al número de concursos existentes, por lo que la ASPAC vuelve a declarar que “Esta medida no supondrá una desprofesionalización de la figura del administrador concursal, con el consecuente perjuicio para acreedores y para la economía.

ASPAC pide medidas urgentes contra otro de los grandes problemas de la profesión: la saturación de los Juzgados Mercantiles, que impide agilizar los procesos. “Para una compañía con problemas de insolvencia, la lentitud y burocracia de algunos juzgados de lo Mercantil es letal”, finaliza Luis Martín.

Autora: Irene Carmen de Dios Gallego

Licenciada en Ciencias políticas , Derecho y Máster en Abogacía en la Universidad Pablo de Olavide y en la UNED. Ha sido coordinadora de la Campaña Nacional para los candidatos al Congreso de los Diputados de Sevilla y responsable de Acción Política a nivel Autonómico con Ciudadanos.

Voluntaria en el Departamento Jurídico de la ONGD TeTocaActuar y Asesora jurídica en Jarana Asesores.

 

 

Atasco
Valora este post