Saltar al contenido

4 grandes piezas de viol√≠n que debes escuchar … y qu√© escuchar

4 grandes piezas de viol√≠n que debes escuchar ... y qu√© escuchar http://www.connollymusic.com/revelle/blog/4-great-violin-pieces-you-must-hear-and-what-to-listen-for @revelleblogsSi recientemente ha decidido aprender a tocar el viol√≠n, o si solo es un entusiasta de la m√ļsica al que le gusta ampliar sus conocimientos, hay muchas canciones famosas para viol√≠n que se destacan como composiciones excepcionales. Estas obras maestras, escritas para viol√≠n, representan lo mejor de la m√ļsica de viol√≠n y muestran la incre√≠ble variedad del instrumento cuando las interpreta un virtuoso.

Esta lista contiene algunas de las m√ļsicas de viol√≠n m√°s famosas jam√°s creadas. De hecho, ni siquiera es necesario tener conocimientos musicales para poder apreciar su genio. Estas cuatro composiciones distintivas expresan tanta emoci√≥n y pasi√≥n que cualquiera puede reconocer su belleza.

Capricho Paganini No. 1 (Violinista solista, Sarah Chang)

El ‚ÄúArpegio‚ÄĚ es el primero de los 24 caprichos escritos por Niccolo Paganini. Esta pieza vibrante y vivaz est√° libre de forma y, de hecho, Paganini desarroll√≥ estos caprichos como un medio para desafiarse a s√≠ mismo, ya que en realidad no se pueden dominar f√°cilmente. Fue m√°s all√° de las metodolog√≠as tradicionales de composici√≥n, elaborando pasajes que son tan asombrosos, tan complejos que deleitan al o√≠do con transiciones inesperadas. Qu√© escuchar:

  • Pasos prolongados de staccato de arco hacia arriba y hacia abajo
  • Intervalos frecuentes ampliados de tercios, sextos y eventualmente d√©cimos, para mejorar las notas dobles detenidas para un flujo continuo de tonos arm√≥nicos.
  • Tempos incre√≠blemente r√°pidos en escalas, resaltados con numerosas notas de pizzicato (punteo)
  • Arm√≥nicos dobles (particularmente en el tercer movimiento)
  • Cuatro octavas

Debido a que el genio de Paganini es amado por violinistas e instrumentistas de todo el mundo, es posible que haya escuchado peque√Īos pasajes de esta pieza antes. La gama producida hace de este viol√≠n una obra maestra que cualquiera puede apreciar. De hecho, vale la pena escuchar el conjunto completo de 24 una y otra vez.

Concierto para violín de Tchaikovsky en re mayor op. 35 (Solista, Itzhak Perlman con la Orquesta de Filadelfia)

Recuper√°ndose de un tormentoso fracaso matrimonial en 1878, Tchaikovsky esboz√≥ esta obra maestra de movimiento fluido y cl√≠max electrizante durante once d√≠as durante su estad√≠a en Suiza. Complet√≥ la puntuaci√≥n unas semanas m√°s tarde. Y aunque se someti√≥ a ajustes adicionales, los tres movimientos de la pieza reflejan el clima tormentoso de la vida de Tchaikovsky en ese momento. Inicialmente fue mal recibido por la cr√≠tica, pero como muchos artistas, esta obra ahora es alabada como una obra maestra de la m√ļsica para viol√≠n. Escuchar:

  • Durante el primer movimiento, escuche c√≥mo se presentan los tres temas principales. Observe c√≥mo la m√ļsica se dirige persistentemente hacia la cadencia entusiasta.
  • El Canzonetta (segundo movimiento) desarrolla una emoci√≥n melanc√≥lica que expresa su estado de √°nimo durante este momento dif√≠cil.
  • El movimiento final se abre con un Trepak (un baile cosaco de estampaci√≥n) seguido de melod√≠as tradicionales rusas que finalmente culminan en una interpretaci√≥n de viol√≠n edificante y casi acrob√°tica; casi una celebraci√≥n.

Con pasajes tan memorables, este concierto es verdaderamente una de las mejores piezas para violín escritas.

Concierto para violín de Mendelssohn en mi menor para violín y orquesta, op. 64n (Violinista solista, Julia Fisher)

Rompiendo con la tradici√≥n, Felix Mendelssohn introduce inmediatamente al violinista solista en esta, su √ļltima gran obra orquestal. La inquietante melod√≠a en mi menor es una de las canciones de viol√≠n m√°s reconocidas y famosas. Construido de tres movimientos, Allegro molto appassionato, Andante y Allegretto non troppo – Allegro molto vivace, este pieza t√©cnicamente desafiante sigue siendo un elemento b√°sico para que los virtuosos del viol√≠n dominen porque permite una expresi√≥n tan personal. Durante cada uno de los tres movimientos, escuche:

  • En el primer movimiento, escuche las notas que descienden r√°pidamente y la transici√≥n crom√°tica fren√©tica de los dos temas a medida que avanza hacia la cadencia.
  • Observe c√≥mo la cadencia aumenta el impulso a trav√©s de cambios r√≠tmicos que requieren una reverencia de rebote (muy novedoso en ese momento), y preste mucha atenci√≥n a la forma magistral en que inicia los cambios de clave.
  • Escuche la forma en que el viol√≠n interpreta la melod√≠a y el acompa√Īamiento simult√°neamente durante el segundo movimiento.
  • Observe c√≥mo el paso de transici√≥n del segundo al tercer movimiento se realiza solo con cuerdas y c√≥mo la disposici√≥n continua crea una forma c√≠clica.

Esta pieza parece permitir que el violinista y la orquesta ¬ęhablen¬Ľ de un lado a otro antes de culminar en una majestuosa declaraci√≥n final.

Concierto para viol√≠n n. ¬į 3 de Mozart (Violinista solista, Hilary Hahn)

A menudo alabado como su mejor concierto para violín, el arreglo melódico de esta famosa pieza musical para violín es alegre y edificante. Tres movimientos componen este concierto que comienza y termina en sol mayor. Escuchar:

  • C√≥mo el viol√≠n imita el tema principal del segundo movimiento, solo una octava m√°s alto.
  • Cambios r√°pidos en la clave menor y el tempo.
  • Arpegios descendentes en el movimiento final y c√≥mo Mozart crea la sensaci√≥n de que la m√ļsica ‚Äúdesaparece‚ÄĚ a trav√©s del solitario tema del oboe al final.

Si bien estas cuatro composiciones est√°n lejos de sumar una lista definitiva de la mejor m√ļsica para viol√≠n jam√°s creada, son un gran lugar para comenzar su educaci√≥n sobre viol√≠n cl√°sico.