Saltar al contenido

5 formas de inspirar a otros con tu música

Como músicos, estamos muy inspirados por la música. Disfrutamos de muchos beneficios mientras aprendemos y tocamos música. Compartamos el amor. Ver a otros emocionarse e inspirarse con la música que escuchan sigue motivando a los músicos. Es un círculo virtuoso y somos los afortunados en jugar que podemos empezar. Aquí hay cinco formas en que puede inspirar a otros con su música:

1. Ayuda a los enfermos y a los que sufren

Realmente. No, no vas a curar el cáncer con tu música, pero puedes brindar algo de alegría y consuelo a las personas que padecen cáncer y otras enfermedades. Músicos de guardia es una organización sin fines de lucro que organiza a músicos para que visiten hospitales y centros de atención.

Como explica su declaración de misión: «Llevamos voluntarios a los hospitales para que actúen junto a las camas de los pacientes. Este proceso simple puede producir cambios milagrosos para los pacientes. Hemos visto a los veteranos mover sus extremidades lesionadas al son de la música, y los niños sonríen por primera vez tiempo desde que han estado en el hospital para recibir tratamiento para el cáncer «.

Si Musicians on Call no se encuentra en su ubicación, hable con ellos, ¡están creciendo! Puede ser miembro fundador de un nuevo capítulo. O puede configurar su propio programa local. Póngase en contacto con hospitales o centros de atención a largo plazo; todos tienen administradores de servicio social y voluntarios. Comuníquese con ellos sobre cómo usted y algunos de sus amigos musicales pueden traerles las propiedades curativas y edificantes de la música.

2.Haga que un día en el parque sea aún mejor

Ya conoces esos días gloriosos en los que brilla el sol y todo el mundo está pasando un gran día en el parque o en la plaza pública. La gente está sentada sobre mantas. Los niños patean y lanzan pelotas. Hazlo aún mejor estableciendo una tienda y tocando un poco de música del parque. Conviértalo en un concierto improvisado.

Como alternativa, busque un lugar público que quizás sea demasiado apresurado o demasiado común y hágalo especial. Joshua Bell Hace unos años convirtió una estación de metro de Washington DC en una sala de conciertos. Siga su ejemplo y elija un lugar similar. Aporta un poco de belleza donde normalmente hace frío y caos. Incluso si no gana un centavo, la gente lo apreciará.

3. Embosca a la multitud con un concierto de música de cámara flash y ondulante.

Esto es un pequeño giro en la idea de jugar en el parque. Vaya a cualquier lugar público, a un centro comercial, frente a un museo, a un estacionamiento lleno de trabas. Inicie la música con solo una o dos notas aparentemente aleatorias. Luego, traiga más músicos a medida que se desarrolle la pieza. ¡Obtendrás multitud, seguro! Se necesita algo de planificación, así que trae a tus amigos músicos para que formen parte de ella. Esto es lo que algunos estudiantes de musica en praga hizo. Comienza como una situación de busking más típica, luego crece y crece.

4. Lleva un nuevo tipo de música a los niños más pequeños

Es posible que algunos no lo sepan, pero los adultos de la música clásica están encantados de que también te guste la música clásica. Están comprometidos a asegurarse de que los instrumentos clásicos como el violín, la viola y el violonchelo sigan vivos en manos de los jóvenes. Puede participar en eso compartiendo su música e instrumento con los niños más pequeños. Puede visitar una escuela primaria o secundaria, o un campamento de verano. Deje que los niños toquen el instrumento y hagan sus propios sonidos.


5. Oferta para actuar en un evento familiar

A tu familia le ENCANTARÁ esto y tú obtendrás algo de experiencia en el desempeño. Podría ser una reunión, una boda, una fiesta de cumpleaños, una reunión de vacaciones. Lo que. Su actuación definitivamente la convertirá en una de las reuniones familiares más memorables. Lo mejor de todo es que les encantará. No importa qué.

Si ninguna de estas ideas te conmueve, piensa en lo que te motivó a empezar a jugar en primer lugar. Úselo como un trampolín para encontrar su propia manera de inspirar a otros con la música.