Saltar al contenido

9 consejos para cuidar tu instrumento de cuerda en invierno

La ciencia nos ense√Īa que la madera se expande con el calor y se contrae con el fr√≠o, se hincha cuando absorbe la humedad y se encoge cuando vuelve a secarse. Los instrumentos de cuerda no son una excepci√≥n y requieren un cuidado especial durante los meses de invierno.

Esas transiciones de ambientes fr√≠os (¬°o h√ļmedos!) A interiores secos y calientes, y viceversa, conducen a costosas reparaciones de instrumentos si no tiene cuidado.

No deje que los valiosos y queridos instrumentos sufran durante el clima frío de esta temporada. Aquí hay 9 consejos para mantener su instrumento en excelente forma este invierno:

1. Gu√°rdelo en el estuche

La protecci√≥n es el objetivo n. ¬į 1 del estuche de su instrumento: facilidad de transporte secundario. Para ello, mantener los instrumentos en sus estuches cuando no se utilizan es fundamental para protegerlos de los efectos negativos de las fluctuaciones de temperatura, la exposici√≥n a la humedad o incluso los rayos del sol que penetran a trav√©s de la ventana de una sala de pr√°ctica.

2. Trate de evitar cualquier cambio ambiental abrupto

La madera funciona mejor cuando tiene tiempo de aclimatarse a nuevas temperaturas o cambios de humedad, as√≠ que evite cualquier cambio abrupto siempre que sea posible. T√≥mese el tiempo para brindar la protecci√≥n adecuada (vea el n. ¬į 1) siempre que su instrumento est√© pasando de una sala de pr√°ctica interior al centro de artes esc√©nicas del campus, o mientras corre desde el autom√≥vil a trav√©s de la lluvia hacia el lugar de ensayo, etc.

3. No dejes instrumentos en el coche.

El autom√≥vil puede parecer el mejor estuche de transporte, pero las fluctuaciones de temperatura del d√≠a a la noche pueden causar da√Īos a largo plazo y posiblemente irreversibles. Incluso esos violonchelos y bajos de pie deben cargarse dentro y fuera del d√≠a a d√≠a, en lugar de dejarlos languidecer en el interior de un veh√≠culo con niveles fluctuantes de temperatura y humedad.

Incluso en sus propios casos, los instrumentos que se dejan dentro de un automóvil durante la transición del día a la noche pueden verse afectados negativamente, por lo que siempre tráigalos adentro.

4. Identifique los niveles de humedad en su hogar

La mayoría de los instrumentos de madera prefieren niveles de humedad de alrededor del 50%. Este es más o menos el nivel de humedad ideal para usted y los ocupantes de su hogar. Puede comprar medidores de nivel de humedad básicos (llamados higrómetros) en su tienda local de mejoras para el hogar, que se pueden usar para probar los niveles de humedad en los lugares donde vive su instrumento con más frecuencia.

Productos, como HUMEDO, mantenga los niveles de humedad adecuados dentro de la casa preferida del instrumento, tambi√©n conocida como ¬ęla carcasa¬Ľ.

5. Considere la posibilidad de utilizar aparatos específicos para la humedad / humidificación

Si su higr√≥metro informa continuamente niveles de humedad inadecuados en cualquier direcci√≥n, considere comprar un humidificador o deshumidificador (seg√ļn las lecturas) para compensar. La buena noticia es que lograr niveles de humedad en el nivel de comodidad deseado para instrumentos de cuerda y humanos (entre 40% y 60%) es beneficioso para todos.

6. Elimine el polvo de colofonia después de cada uso.

Su instrumento debe limpiarse a fondo y por completo despu√©s de cada uso con un pa√Īo de limpieza de microfibras. Esto incluye tanto el cuerpo como las cuerdas. Una limpieza adecuada elimina el polvo de colofonia que podr√≠a humedecerse y adherirse al cuerpo, comprometiendo tanto la apariencia, el sonido como la condici√≥n a largo plazo.

Adem√°s del polvo regular, los instrumentos de cuerda merecen un buen pulido de vez en cuando para preservar y proteger su acabado. Utilice √ļnicamente productos de pulido espec√≠ficos para su instrumento y Nunca use cualquier producto que contenga alcohol ya que esto arruinar√° el acabado y secar√° la madera.

7. Mantenga los instrumentos alejados de las rejillas de ventilación o fuentes de calefacción / refrigeración.

Sí, su instrumento prefiere un clima moderado. Sin embargo, a diferencia de usted, no le gusta calentarse con un radiador o un respiradero de calefacción. Estas fuentes directas de calor lo secarán y contribuirán a esas variaciones extremas de temperatura que está tratando de evitar.

En su lugar, gu√°rdelo en un espacio que tenga una temperatura moderada y lejos de fuentes de calor directas.

8. Tenga cuerdas adicionales a mano y sepa cómo usarlas

Esta es una lecci√≥n de ¬ęInstrumento de cuerdas 101¬Ľ, pero es especialmente importante durante los meses m√°s fr√≠os, cuando las clavijas que sujetan las cuerdas son propensas a la expansi√≥n y contracci√≥n antes mencionadas. Las clavijas que se expanden / contraen pueden resultar en cuerdas rotas. Tener un juego adicional a mano, y saber c√≥mo encordar su instrumento, minimizar√° las notas perdidas.

Las cuerdas que se rompen con frecuencia podr√≠an ser un bar√≥metro literal de que su instrumento est√° sufriendo el fr√≠o. Si siente que los problemas de temperatura y humedad est√°n bajo control, haga que su instructor de m√ļsica o un profesional inspeccione el instrumento para reducir y abordar los posibles problemas.

9. Llegue un poco antes de la presentación.

Si vas a tocar en un clima diferente al normal, llega un poco antes y deja que tu instrumento se aclimate, primero en el estuche, luego con el abierto, y finalmente en tus manos durante los calentamientos.

Los instrumentos de alta calidad duran toda la vida cuando est√°n bien cuidados, y esto incluye tomarse el tiempo para protegerlos de los elementos estacionales a√Īo tras a√Īo.

Este artículo patrocinado por Thomastik-Infeld