Saltar al contenido

Cómo hacer crecer su práctica desde lecciones privadas hasta escuela de música

Construir una base de clientes más sólida y expandir las operaciones son objetivos clave para cualquier negocio. Y, de hecho, muchos instructores de música que ofrecen lecciones privadas tienen aspiraciones similares con respecto al desarrollo de sus programas y ganancias. Sin embargo, hacer crecer tu práctica de lecciones semanales regulares a una escuela de música no es solo una cuestión de ilusiones. Puede realizar la transformación de un proveedor de lecciones a tiempo parcial a un administrador a tiempo completo de su propia escuela de música siguiendo algunos pasos específicos.

Muchos maestros creen que es necesaria una inversión sustancial de capital para ampliar el alcance de sus estudiantes. Y aunque se requiere una pequeña cantidad de dinero para construir una base de clientes más sólida, puede correr la voz sobre la disponibilidad de sus lecciones por un desembolso muy razonable a través de sitios de redes sociales como Facebook, participación comunitaria y concienciación sobre educación musical. Luego, una vez que el negocio haya aumentado, puede considerar nuevas oportunidades de expansión. Sin embargo, esta es la etapa en la que muchos músicos flaquean. Pasar de las lecciones privadas a un entorno escolar es una gran transición.

Paso 1. Escriba un plan de negocios flexible y detallado.

El proceso del plan de negocios puede parecer tedioso y es posible que sienta la tentación de «seguir los pasos», pero sin desarrollar un plan de negocios amplio y ágil, está limitando la posibilidad de éxito. Las instituciones financieras requieren este paso para préstamos comerciales por muchas razones, pero dos de las más importantes incluyen: le brinda el conocimiento que necesitará para operar la escuela y crea una hoja de ruta para referencia posterior para que pueda adaptarse y marcar hitos para el logro.

Es una buena idea comenzar a desarrollar su plan temprano. Mientras publicita y construye una reputación dentro de su localidad, considere cuántos estudiantes podría enseñar razonablemente en su ubicación actual. Pero, antes de llegar a ese número externo, comience a considerar instalaciones alternativas. Su plan de negocios debe ser ágil y basado en información sólida. No aplique sus cifras más optimistas, use un juicio sobrio e incluya métodos para superar los desafíos.

Paso 2. Utilice los recursos disponibles.

Si ha estado operando como propietario único, hay muchas rutas tradicionales disponibles para encontrar y alquilar una instalación para su escuela de música ampliada. Sin embargo, uno de los mejores métodos, aunque puede ser bastante tedioso, incluye convertirse en miembro de la Sistema SAM. Este es el sitio oficial para encontrar propiedades y subvenciones gubernamentales y, como miembro, puede buscar y solicitar literalmente decenas de miles de subvenciones educativas. También puede monitorear las instalaciones / propiedades de propiedad federal en su área. Si su escuela de música califica, muchos de estos edificios son gratuitos.

Y aunque se necesitarán algunos fondos para modificar una propiedad desocupada para satisfacer sus necesidades, nunca tener que preocuparse por el alquiler mensual es un gran impulso. Además, si cumple con los requisitos de las minorías, hay préstamos garantizados adicionales a bajo interés disponibles para ayudarlo a comenzar.

Paso 3. Concéntrese en sus estudiantes.

El aspecto comercial de tu escuela de música no debería interferir con la relación que has construido con tus estudiantes. Una de las cosas más importantes que debe recordar cuando está expandiendo las lecciones privadas a una escuela de música es que su reputación como maestro es una parte vital de su éxito. El descuido de brindar el mismo tipo de atención e inversión emocional que ha desarrollado con cada estudiante hasta este punto, erosionará su éxito con el tiempo. Así que asegúrese de que cada uno de sus estudiantes siga recibiendo la devoción y la consideración que siempre ha brindado.

Paso 4. Continúe solicitando el apoyo y la participación de la comunidad.

La forma más segura de asegurar el éxito duradero de su escuela de música es continuar educando a su comunidad sobre los beneficios de la instrucción y educación musical. Necesita continuar haciendo las cosas que construyeron su clientela en primer lugar. Las ideas incluyen:

  • Programación de conciertos mensuales o bimensuales para la comunidad, como en centros de jubilación o ferias callejeras.
  • Incluir artículos informativos en su sitio web o blog sobre los beneficios cognitivos de la musicoterapia y el entrenamiento.
  • Participa en desfiles y otras celebraciones comunitarias.
  • Organizar eventos para recaudar fondos que proporcionen instrumentos y lecciones para estudiantes de alto riesgo que demuestren aptitudes.

Estas y otras actividades ayudarán a promover el importante trabajo que realiza y brindarán resultados duraderos.

Construir su práctica a partir de lecciones individuales en una escuela de música floreciente requerirá tiempo y dedicación, pero si sigue los pasos correctos, puede establecer una base que le brindará la mejor oportunidad para realizar su sueño.