Saltar al contenido

C√≥mo lidiar con padres demasiado entusiastas y obsesionados con la m√ļsica

Como educador profesional, ha elegido una ocupaci√≥n que invierte en el futuro. Y aunque no es un trabajo glamoroso ni considerado ilustre, muchos instructores de m√ļsica eligen este camino porque tienen un amor profundo y permanente por la m√ļsica y quieren compartir ese entusiasmo con los dem√°s. Se realizan trabajos ingratos debido a las recompensas. La gratificaci√≥n que siente cuando un estudiante experimenta la alegr√≠a que ofrece hacer m√ļsica, al ver que la felicidad se enciende y se desarrolla, y saber que usted es en parte responsable, hace que todas las dem√°s dificultades parezcan triviales.

Sin embargo, no se puede negar el hecho de que ense√Īar no es f√°cil. Aunque los beneficios de ver a un estudiante emerger con un talento real son hermosos de contemplar, los profesores de m√ļsica deben hacer frente a una amplia gama de desaf√≠os. No solo necesita desarrollar formas de llegar a sus estudiantes, a menudo tiene que lidiar con padres obsesionados y espec√≠ficos que aumentan la presi√≥n de la educaci√≥n. Conocidos como ¬ęPadres en helic√≥ptero¬Ľ, estas personas bien intencionadas tienen la capacidad de arruinar todo el a√Īo, por no mencionar hacer que la vida de sus estudiantes sea dif√≠cil.

Aprender a lidiar con padres de etapa obsesivos es una de las habilidades m√°s dif√≠ciles que deben desarrollar los nuevos instructores de m√ļsica. Los problemas que los padres de los artistas pueden causarle a toda su clase, e incluso a su carrera, pueden ser destructivos. Saber c√≥mo guiar, conversar y comunicarse con los llamados padres helic√≥pteros puede tener un gran impacto en su efectividad como educador. Al comprender las estrategias m√°s efectivas para lidiar con los padres obsesivos del desempe√Īo, puede manejar los problemas que obstaculizan la productividad de su clase.

Identificar el comportamiento

Los padres de helicópteros presentan diferentes tipos de problemas y, dependiendo del comportamiento específico, debe modelar su solución de acuerdo con la experiencia. Algunas de las conductas disruptivas más comunes incluyen:

  • Padre parlanch√≠n‚ÄĒEstos padres quieren hablar contigo todos los d√≠as. Aunque probablemente apoyen muchas de sus t√©cnicas de ense√Īanza, quieren discutir todo lo que ha planeado y, por lo general, terminan tomando al menos 10-15 minutos de su tiempo de clase.
  • Padre habitualmente retrasado‚ÄĒEstos individuos suelen llegar tarde a traer a su hijo a la pr√°ctica oa la hora de recogerlo.
  • Padre conductor del asiento trasero‚ÄĒEstos padres demasiado entusiastas quieren decirte c√≥mo ense√Īar. Quiz√°s hayan tenido alg√ļn entrenamiento musical, o simplemente ¬ęsaben exactamente c√≥mo aprende su hijo¬Ľ y quieren asegurarse de que usted est√° proporcionando la informaci√≥n correcta de la manera ¬ęcorrecta¬Ľ.
  • Padre de Limelight‚ÄĒEstos padres est√°n seguros de las habilidades superdotadas de sus hijos y frecuentemente insisten en tener prioridad durante los recitales y conciertos. Quieren saber por qu√© su Mozart en ciernes no ocupa un lugar destacado en todas y cada una de las exposiciones.

Identificar el problema raíz

Muchos de estos comportamientos se generan por motivos espec√≠ficos. Por ejemplo, el padre que habitualmente llega tarde puede tener conflictos de horarios, problemas de salud o alguna otra circunstancia atenuante que contribuya al problema. O los padres demasiado entusiastas lamentan haber abandonado esas lecciones hace a√Īos y quieren asegurarse de que su hijo tenga todas las oportunidades para aprender.

Puede ser √ļtil conocer la causa subyacente del comportamiento para que pueda dirigirse a los padres de manera productiva. Dado que incluso las mejores intenciones pueden terminar dej√°ndote frustrado y enfadado, al tomarte un momento para examinar la ra√≠z del problema, te colocas en el lugar de los padres y, por lo tanto, tienes m√°s paciencia y compasi√≥n al tratar con ellos.

Resolución de problemas

Casi todos estos problemas pueden resolverse con prácticas de comunicación más sólidas. Por ejemplo:

Use correos electr√≥nicos semanales o un medio de comunicaci√≥n social para mantener a los padres informados sobre los objetivos de la lecci√≥n, el progreso actual y la informaci√≥n del recital.. Muchos de los peores problemas se pueden evitar simplemente asegur√°ndose de que sus padres esc√©nicos est√©n actualizados sobre los √ļltimos acontecimientos. El env√≠o de copias de los folletos que describen la informaci√≥n sobre el desempe√Īo, los horarios de clases y las expectativas del aula tambi√©n le brinda una manera eficaz de plantear las necesidades particulares de los estudiantes.

Toma el control de la conversaci√≥n. Con algunas habilidades de comunicaci√≥n muy simples, puede dirigir el di√°logo hacia un intercambio productivo. Primero, escuche con calma y tranquilidad las preocupaciones de los padres. Deje que los padres expresen todas sus objeciones, sugerencias o quejas, y tome notas mentales sobre c√≥mo responder√°. Tambi√©n puede ser √ļtil tener algunos materiales de referencia que respalden su estilo de instrucci√≥n y la raz√≥n por la que eligi√≥ seguir ese m√©todo. Y tambi√©n puede invitar a los padres a que lo observen en acci√≥n. Sin embargo, si el comportamiento contin√ļa, busque ayuda con un administrador o sugiera un instructor alternativo.

Sobre todo, sé sensible y compasivo.. Al tratar con padres que están molestos, explíqueles que se toma en serio sus preocupaciones, pero que desea programar un momento adecuado para la conversación. De esa manera, el temperamento de todos puede enfriarse.

Tiene un trabajo difícil, pero puede facilitarlo si mejora la comunicación con sus padres escénicos. Con una discusión racional, ambos pueden brindar la educación musical que su estudiante requiere.