Saltar al contenido

Cómo solucionar problemas comunes del violín

Su violín es un instrumento musical delicado pero poderoso. Los ricos sonidos y melodías que puede producir con él a menudo dejarán a una audiencia llena de éxtasis sin aliento, transportando a los oyentes a reinos de esplendor imaginativo y elegante escape del mundo ordinario. Sin embargo, nada de este placer delicioso puede suceder si su violín se siente mal.

Pero no se desespere. Arreglar algunos de los problemas m√°s comunes del viol√≠n no siempre requiere un viaje a su tienda de m√ļsica de confianza local o un Luthier (fabricante de instrumentos de cuerda profesional); Puedes realizar reparaciones menores en casa. Lo m√°s importante que debe recordar es que si por alguna raz√≥n no est√° seguro de realizar el trabajo usted mismo: lleve siempre su viol√≠n a un profesional calificado. Lo √ļltimo que querr√° hacer es empeorar la situaci√≥n, o lo que es a√ļn m√°s terrible, da√Īar su viol√≠n sin remedio con su intento personal.

Hay muchos problemas comunes que pueden afectar a su viol√≠n. Al ser extremadamente susceptible a los cambios de temperatura y humedad, las costuras, cuerdas y clavijas de su viol√≠n a menudo requieren arreglos menores. Dependiendo de la gravedad del problema, generalmente puede lidiar con este tipo de situaciones por su cuenta. Pero tambi√©n es una buena idea hablar con su instructor, buscar informaci√≥n en l√≠nea o llamar a un taller profesional si nota ciertos problemas, como grietas o deformaciones. Permitir que un artesano restaure esos tipos de da√Īos de inmediato es siempre la mejor soluci√≥n.

Cosas que puede arreglar: encontrar suministros

Cuerdas: las cuerdas gastadas suponen un problema de sonido. Es casi imposible mantenerlos afinados, lo que dificulta su interpretación. Si bien es una buena idea almacenar un juego adicional de cuerdas para una emergencia, también debe reemplazar las cuerdas al menos cada seis meses. Y, dado que los diferentes tipos / marcas de cuerdas producen variaciones en la profundidad del tono y el volumen, puede descubrir nuevas alturas de capacidad experimentando con diferentes calidades y tipos. Consulte este enlace si está interesado en obtener más información sobre las cuerdas de violín.

Clavijas de afinaci√≥n sueltas / apretadas: con clavijas apretadas, frotar un poco de grafito de un l√°piz com√ļn en los lados de la clavija puede ayudar; act√ļa como una especie de lubricante. Sin embargo, las clavijas sueltas son causadas por una de dos situaciones: un ambiente prolongado y extremadamente seco (como el invierno en un clima fr√≠o) o enrollar incorrectamente las cuerdas.

Cuando enrollas la cuerda en la clavija, si se hace incorrectamente, ejerce una tensión y presión indebidas en la clavija y te encontrarás sufriendo constantes problemas de deslizamiento. Aunque puede resolver la situación temporalmente aplicando compuesto de clavijas o gotas, no funcionará para siempre y perpetuará un problema que eventualmente requerirá un reemplazo profesional de clavijas y / o un taladro de clavija (que puede ser bastante caro).

La mejor soluci√≥n es enrollar las cuerdas correctamente para que la fuerza de la cuerda ayude a mejorar la ¬ęadherencia¬Ľ de la clavija. No se desespere si hace falta algunos intentos para hacerlo bien. Muchos profesionales todav√≠a luchan con problemas de clavijas porque nunca se les ense√Ī√≥ de la manera correcta.

Comience insertando el extremo de la bola de la cuerda en el cordal y el extremo de la clavija en el agujero. En lugar de empujar y girar la clavija al mismo tiempo al principio, dirija suavemente la cuerda hacia el lado de la caja de clavijas (opuesto al punto de inserción) con el pulgar y enrolle la cuerda junto a la caja, sin empujar la clavija hacia adentro. hasta que la presión pueda sujetar la cuerda en el cordal de forma segura. La cuerda se enrollará cerca de la pared de la caja y luego trabajará gradualmente de manera uniforme hacia el orificio de inserción en la clavija. Proceda a apretar la cuerda completamente usando el movimiento de empujar y girar.

Comenzar el proceso de bobinado en el lugar correcto hace una gran diferencia. La fuerza adicional de la cuerda ayudar√° a evitar que las clavijas se deslicen, adem√°s, es muy sencillo de ajustar si la cuerda se afloja: simplemente aprieta girando la clavija.

Cosas con las que no debería meterse: encuentre un luthier

Ciertas reparaciones no deben ser realizadas por nadie m√°s que por un profesional. No intentes arreglar:

  • Grandes separaciones de costuras
  • Grietas de cualquier tipo en la madera o en cualquier parte del cuerpo del viol√≠n
  • Reparaciones al cuadro de desplazamiento
  • Gubias grandes o profundas
  • Ajustes de la barra de sonido

Aunque puede volver a pegar temporalmente un diapasón o mentonera, es mejor que un profesional realice estas tareas para que duren.

En caso de duda

Reparar tu violín requiere paciencia. Los luthiers practican su oficio a diario, por lo que si no está seguro de realizar una reparación usted mismo, consulte a un profesional. Puede resolver los dilemas de las clavijas convirtiéndose en un experto en encordar su violín, pero si el problema implica una gran cantidad de trabajo, su mejor opción es consultar a un luthier calificado que tenga las herramientas y la experiencia para realizar el trabajo de manera rápida y correcta, a menudo por mucho menos de lo que piensas.