Saltar al contenido

¿Cuánto importa la elección de las cuerdas del violín?

Aprender a tocar un instrumento de cuerda es un proceso gratificante pero desafiante. El deseo de sonar mejor cada vez que toca y ampliar sus habilidades para que pueda producir música que exprese su personalidad individual son objetivos naturales; y llegar a ellos significa practicar a menudo y con regularidad. Sin embargo, ¿sabías que las cuerdas que usas en tu instrumento realmente impactan lo difícil que será?

Es cierto. Muchos estudiantes de violín se dan cuenta de que hay numerosas cuerdas disponibles, pero no son necesariamente conscientes de la influencia significativa que tienen las cuerdas en su interpretación, su instrumento y el sonido general que, en última instancia, es posible con el conjunto adecuado. Se preguntan si la diferencia de cuerdas importa tanto cuando intentan encontrar el sonido y la voz óptimos para su violín, pero la respuesta es definitivamente sí.

Aunque no existe una marca o un tipo de cuerda de violín que sea adecuado para cada intérprete, comprender las diferencias en el tono, la capacidad de respuesta y la proyección puede ayudarlo a tomar la mejor decisión para su violín individual. Esencialmente, su elección de cuerdas es muy importante. Dirá qué tan rápido puede avanzar y qué tan hermoso sonará su violín específico.

Tipos de cuerdas de violín

Hay tres tipos básicos de núcleos de cuerdas de violín: tripa, acero y sintético; y el calibre de la cuerda (espesor) también se clasifica en tres categorías. Cada tipo ofrece diferentes beneficios y características, junto con su propio conjunto de inconvenientes.

Tripa: originalmente, todas las cuerdas musicales estaban hechas de tripa de oveja, pero en el siglo XVI, los artesanos comenzaron a envolver las más gruesas con alambre de plata para intensificar su masa. La masa de la cuerda está directamente relacionada con su proyección, cuánto volumen o plenitud puede producir. Las cuerdas de tripa modernas están disponibles en tripa pura, desenrollada o enrollada, y el resultado es un sonido complejo con tonos cálidos y ricos. Sin embargo, su núcleo natural hace que estas cuerdas sean muy susceptibles a los cambios de humedad y se requiere afinación frecuente para mantener la tensión correcta.

Acero: las cuerdas que utilizan un núcleo de acero tienen un sonido más brillante y delgado y se usan a menudo en música jazz, bluegrass o rock, donde es deseable un borde nítido. Normalmente, las cuerdas de acero tienen un diámetro más pequeño y ofrecen una respuesta rápida y, una vez que se han «tocado», normalmente no necesitan afinarse con tanta frecuencia como la tripa.

Sintético: este innovador núcleo de cuerda ofrece a los violinistas una cuerda de tonos cálidos con una excelente capacidad de respuesta. Tanto los estudiantes como los músicos profesionales prefieren este tipo de cuerda por los sonidos complejos que ofrece, combinados con la estabilidad de tono mejorada por la que son conocidas las cuerdas con núcleo de acero. Otro beneficio de la cuerda sintética es el precio. Algunos conjuntos de estudiantes nuevos son muy asequibles, puede comprarlos por alrededor de $ 20.

Calibres: todos los fabricantes de cuerdas tienen su propia interpretación de los espesores que ofrecen. Dado que el calibre es una medida de diámetro, generalmente puede elegir entre tres espesores, delgado, medio y grueso. Cada marca ofrecerá sus propias medidas de tensión / calibre particulares que afectan el tono general y la capacidad de respuesta de la cuerda. Algunas generalidades sobre los calibres de cuerdas incluyen:

  • Las cuerdas delgadas proporcionan un tono brillante y una cuerda sensible (la rapidez con la que la cuerda crea sonido cuando se inclina)
  • Las cuerdas gruesas ofrecen una profundidad de tono y volumen más robusta, pero tienen un tiempo de respuesta más lento
  • La tensión de las cuerdas está determinada por el tipo de metal utilizado para envolverlo.
  • Si una de las cuerdas de su violín suena demasiado aburrida o pesada, intente reemplazarla con un calibre más ligero; Del mismo modo, si una cuerda suena demasiado metálica o estridente, es posible que desee reemplazarla por una de mayor calibre.

Encontrar su mejor sonido

El mejor sonido que puede crear realmente involucra dos factores, su violín y las cuerdas que elija. Las cuerdas deben coincidir con el jugador y el instrumento. Un juego de cuerdas que suena fenomenal en el violín de «Fred», puede sonar horrible en el tuyo. Para encontrar el mejor sonido para su instrumento, deberá experimentar con diferentes variedades, pero tómese su tiempo. Muchos estudiantes de violinista encuentran que las cuerdas de nailon sintético ofrecen la mejor jugabilidad y calidez, pero es posible que descubras que los tonos brillantes creados por el acero encajan mejor con tu violín y tus preferencias musicales.

Además, encontrar el juego de cuerdas óptimo para su violín puede incluir la compra de diferentes tipos de cuerdas. Por ejemplo, puede encontrar que una cuerda E de cierta marca suena mejor con una marca diferente que las demás, y tenga en cuenta que la combinación que funciona mejor para su violín también puede incluir variaciones de calibre.

Las cuerdas del violín tienen un gran impacto en tu interpretación. En ciertas situaciones, las cuerdas que elijas determinarán la capacidad de tocar de tu violín, pero definitivamente determinarán la calidad del sonido que finalmente puedas producir. Tómese su tiempo para experimentar con diferentes tipos y marcas para descubrir su combinación única y óptima de cuerdas.