Saltar al contenido

Hechos poco conocidos sobre la suite Cascanueces y Tchaikovsky

Pyotr Ilych Tchaikovsky es el compositor ruso más famoso del siglo XIX, aunque esa aclamación no llegó de una vez. Al igual que con muchos compositores que no fueron alabados en su propia vida, la apreciación de la audiencia por las obras de Tchaikovsky creció a lo largo del tiempo.

Es dif√≠cil imaginar que el hombre que compuso la mundialmente famosa y adorada suite Nutcracker y lago de los cisnes, entre otras famosas partituras de m√ļsica cl√°sica, era hipocondr√≠aco, se negaba a beber nada m√°s que agua embotellada (especialmente exc√©ntrica en una √©poca en la que el agua embotellada comercialmente no era la norma), y tambi√©n sufr√≠a el miedo irracional de que se le cayera la cabeza. en medio de la direcci√≥n de la orquesta.

Puede leer más datos interesantes sobre Tchaikovsky aquí.

Suite Cascanueces de Tchaikovsky: ¬ŅSab√≠as que‚Ķ?

Hoy, en honor a la temporada navide√Īa, queremos compartir algunos datos interesantes y poco conocidos sobre La Suite Cascanueces.

Esperamos que alguna información nueva y una perspectiva fresca te ayuden a enamorarte de este querido trabajo una vez más.

1. No fue compuesto para ni√Īos

La Suite Cascanueces fue encargado por el coreógrafo del Ballet Imperial Ruso Marius Petipa en 1891. Petipa quería una partitura de ballet basada en la adaptación de Alexandre Dumas (1802-1870) de la historia de fantasía de ETA Hoffman (1776-1882), El cascanueces y el rey ratón. Curiosamente, Petipa se enfermó a la mitad de su coreografía, dejando instrucciones estrictas para su sucesor, Lev Ivanov, por lo que la coreografía es tan consistente en todo momento.

La historia original no era un cuento para ni√Īos en absoluto, sino m√°s bien un vistazo al lado m√°s oscuro de la humanidad: c√≥mo una pesadilla puede sacar a la luz tus mayores miedos. Por lo tanto, si bien puede disfrutar tocando melod√≠as de El cascanueces Para deleitar a los ni√Īos en tu vida, las ra√≠ces del ballet m√°gico son mucho m√°s oscuras de lo que la mayor√≠a de la gente cree.

Por ejemplo:

  • El personaje principal (llamado Marie, en lugar de Clara) se corta gravemente el brazo con la puerta de vidrio del gabinete de juguetes durante una de las batallas y queda herida durante gran parte de la historia.
  • El ¬ęRey Rat√≥n¬Ľ es un personaje espantoso, con siete cabezas.
  • Las batallas entre los soldados de juguete y los ratones son horripilantes en detalle.
  • Los ni√Īos ratones de la Reina del Rat√≥n son atrapados y asesinados, uno por uno, por una princesa enojada.
  • ‚ÄúMarie‚ÄĚ (Clara) queda atrapada en el mundo de las mu√Īecas para siempre (aunque, como su reina).

Siempre que aproveches las pel√≠culas navide√Īas esta temporada, echa un vistazo a El cascanueces y los cuatro reinos, protagonizada por Keira Knightley como Sugar Plum Fairy, que es una adaptaci√≥n m√°s cercana al trabajo original y m√°s oscuro de Hoffman.

2. Las compa√Ī√≠as de ballet profesionales hacen un esfuerzo adicional

Si bien abundan las adaptaciones comunitarias del ballet, las compa√Ī√≠as de ballet m√°s profesionales del mundo se toman la producci√≥n muy en serio, y sus fondos, n√≥mina y accesorios esc√©nicos son prueba de ello. Por ejemplo, el Ballet de la ciudad de Nueva York posee:

  • Un √°rbol de Navidad gigante que pesa m√°s de una tonelada y ¬ęcrece¬Ľ 42 pies
  • 62 miembros de la orquesta que tocan en cada actuaci√≥n

  • Un instrumento llamado celesta (pronunciado ¬ęche-less-ta¬Ľ) que se toca durante el solo de Sugar Plum Fairy. Seg√ļn el sitio web de NYCB, ¬ęTchaikovsky us√≥ la celesta reci√©n inventada para hacer que la m√ļsica de Sugarplum Fairy suene como los¬Ľ aerosoles de una fuente ¬ę, como solicit√≥ el core√≥grafo Marius Petipa¬Ľ. Haga clic para ver una celesta en acci√≥n.

  • Aproximadamente 57 personas diferentes que trabajan detr√°s del escenario para que todo siga funcionando.

Con los precios de las entradas a partir de alrededor de $ 95 cada uno, paga un poco m√°s por la versi√≥n de NYCB que cuando apoya a sus compa√Ī√≠as de ballet y sinfon√≠a local.

Este a√Īo, dos compa√Ī√≠as de danza profesionales llegaron a los titulares con algunas ¬ęprimicias¬Ľ. Uno de ellos fue el casting de NYCB para la primera ‚ÄúMarie‚ÄĚ negra (llamada Clara en muchas de las versiones estadounidenses). El segundo es el famoso Joyce Theatre de Nueva York, que contrat√≥ a la core√≥grafa de tap Michelle Dorrance y a su compa√Ī√≠a, Dorrance Dance, para crear una versi√≥n tap de El cascanueces establecido en Duke Ellington arreglo jazzier de la partitura de Tchaikovsky.

3. Tchaikovsky escribió parte del trabajo como un desafío.

Se dice que mientras estaba componiendo El cascanueces, un amigo de Tchaikovsky hizo una apuesta a que no podría escribir una melodía basada en una octava en secuencia.

Acept√≥ el desaf√≠o y el resultado es el Gran Adagio desde el Grand Pas de Deux, uno de los d√ļos de ballet m√°s famosos de todos los tiempos, interpretado como Clara baila con su adorado Pr√≠ncipe Cascanueces durante el segundo acto del ballet.

4. El √ļltimo sue√Īo (y desaf√≠o) de los clientes

Si alguna vez has visto El cascanueces, eres consciente de los disfraces ornamentados y descomunales que aparecen a lo largo del espect√°culo. Diferentes compa√Ī√≠as de ballet manejan los desaf√≠os de vestuario de manera diferente, pero los trajes de NYCBT son est√°ndares para los tipos de Cascanueces trajes creados por las principales compa√Ī√≠as de ballet del mundo (Mosc√ļ, Los √Āngeles, Par√≠s, Londres, etc.):

  • Hay m√°s de 150 disfraces individuales que aparecen en el escenario.
  • La falda de la que emergen los ni√Īos peque√Īos de Mother Ginger est√° hecha con un marco de metal de 40 libras, lo que explica por qu√© Mother Ginger t√≠picamente camina y se balancea m√°s que bailar.
  • Sugar Plum Fairy realiza sus solos en un m√≠nimo de siete capas de tul.
  • M√°s de 144 cascabeles separados est√°n cosidos en cada disfraz de los bastones de caramelo.
  • Los leotardos y tut√ļs de Dewdrops est√°n adornados con 65 ¬ęgotas de roc√≠o¬Ľ de cristal reales.

5. Puede agradecer a San Francisco por el éxito de The Nutcracker en los EE. UU.

El Cascanueces se represent√≥ exclusivamente en Rusia, y luego en toda Europa, durante las primeras d√©cadas. El ballet fue realizado en gran parte por ni√Īos, lo que provoc√≥ cr√≠ticas continuas de la audiencia. Su evoluci√≥n de ¬ęme gustaba pero no amaba¬Ľ a ¬ętradici√≥n navide√Īa¬Ľ es algo como esto:

  • 1919: el core√≥grafo ruso Alexander Gorsky elige a Clara y El cascanueces con adultos, en lugar de ni√Īos. Tambi√©n crea una versi√≥n abreviada para mantener la actuaci√≥n m√°s corta (su duraci√≥n de dos horas, en promedio, es una de las principales cr√≠ticas).
  • 1920 – 1934: varios core√≥grafos contin√ļan abordando las cr√≠ticas de la audiencia eligiendo m√°s papeles para adultos, descubriendo qu√© bailes eran los mejores para eliminar para acortar el ballet y aumentar la apreciaci√≥n de la audiencia, y haciendo que Clara ¬ęsue√Īe¬Ľ con todas las secuencias de Toyland. la historia m√°s cre√≠ble.
  • 1934: El ballet se realiza en Inglaterra, la primera vez que se realiza todo el ballet fuera de Rusia y Europa continental. La coreograf√≠a estuvo a cargo de Nicholas Sergeyev (originario de Rusia), quien trajo de vuelta la coreograf√≠a original de Petipa.
  • 1944: El director art√≠stico del Ballet de San Francisco, Willam Christenson, decidi√≥ utilizar la coreograf√≠a original de Petipa en su totalidad (sin versi√≥n abreviada) y abri√≥ el ballet en Nochebuena. Al p√ļblico le encant√≥ y el Ballet de San Francisco ha actuado El cascanueces cada Nochebuena, y durante la temporada de invierno, desde entonces.
  • 1954: El New York City Ballet estren√≥ la puesta en escena de la obra de George Balanchine, que incluye el libreto de ballet original y completo de Tchaikovsky. Esta versi√≥n est√° registrada como El cascanueces de George Balanchine.

6. Abundan las versiones no tradicionales

La coreograf√≠a a menudo se modifica o se redise√Īa para crear una nueva perspectiva. En Rusia, Europa y EE. UU., La mayor√≠a de las empresas se apegan a las coreograf√≠as m√°s tradicionales porque el p√ļblico se resiste a lo contrario. Sin embargo, otros pa√≠ses y culturas toman una licencia m√°s creativa ya que el trabajo no est√° tan integrado en su repertorio tradicional de vacaciones.

Por ejemplo:

  • En China, puede asistir a versiones que rinden homenaje al A√Īo Nuevo chino, con la Diosa Grulla usurpando el papel de Sugar Plum Fairy y los dragones reemplazando a los ratones.
  • Los sudafricanos aprecian el cambio de escenario de la sala de estar occidentalizada y el pa√≠s de las maravillas invernales al desierto de Kalahari, donde se realizan danzas locales y artes circenses.
  • Ballet Hawaii ha rendido respeto a su pueblo y cultura ind√≠genas con un Vals de las flores que incluye flores tropicales y la reubicaci√≥n de la escena de nieve en la cima de Mauna Kea.

Como un Economista publicaci√≥n titulada, C√≥mo bailaba ¬ęEl cascanueces¬Ľ en todo el mundo, dice, El Cascanueces ¬ę… ha sido retocado, perfeccionado y reinventado, convirti√©ndose en la tela perfecta en la que se cosen los sue√Īos navide√Īos¬Ľ.

Eso es lo m√°s maravilloso de todo lo relacionado con la m√ļsica, la danza y las artes esc√©nicas. Si bien respetamos y honramos los est√°ndares, tambi√©n tenemos la capacidad de infundirles interpretaciones, influencias e historias personales para amarlos como si fueran nuestros.

Con suerte, estos datos poco conocidos e interesantes sobre El cascanueces continuar√° inspirando sus propias interpretaciones mientras toca la famosa m√ļsica de Tchaikovsky durante la temporada navide√Īa.

Foto superior de El cascanueces del Ballet de la ciudad de Nueva York. Foto de Paul Kolnik, cortesía de www.nycballet.com