Saltar al contenido

Lo que se debe y no se debe hacer con las escalas de violĂ­n

Ah, escamas. La parte de práctica más maravillosa, aburrida, monótona y eficaz. Si bien a algunos estudiantes de violín les gusta interpretar escalas, muchos otros aprenderán a amarlos con el tiempo. Porque independientemente de si tocar escalas es algo que te guste, para aprender a tocar efectivamente el violín o cualquier otro instrumento de cuerda, debes practicarlas constante y religiosamente.

Sin embargo, es posible que no sepa que existen formas correctas e incorrectas de practicar las escalas de violín. Aprender a tocar el violín es un proceso desafiante para casi todos. Aunque algunas personas nacen con cierta aptitud natural, el proceso de formación es el mismo para todos los demás. Aprender un concepto completamente nuevo como la notación musical, combinado con un extenuante entrenamiento físico y ejercicios requeridos para un instrumento de cuerda, significa que debes concentrar una buena parte de tu tiempo en la práctica dedicada de técnicas fundamentales. Y practicar escalas deliberadamente es un ingrediente clave para un entrenamiento rápido y exitoso.

Aprender las escalas de violín le ayuda a desarrollar la memoria correcta de los músculos de los dedos y los brazos, que es un factor importante para lograr un progreso medido. Lo que se debe y no se debe hacer puede ayudarlo a aprovechar al máximo su tiempo de práctica y volverse más experto en tocar las escalas de su violín y, por lo tanto, su violín.

«No» ignora tus escamas. Muchas de las composiciones más queridas y canciones atemporales incluyen frases naturales que contienen partes de una escala. Saber cómo interpretarlas con precisión puede ayudarte a dominar otras piezas musicales, y te ayudará a aprender a improvisar maravillosamente y eventualmente a componer música.

«Hacer» Reserve una cierta cantidad de tiempo durante cada sesión de práctica para concentrarse en tocar diferentes escalas de violín. Es una buena idea realizarlos durante las partes de la práctica de calentamiento y enfriamiento. Después de que termines de hacer algunos estiramientos rápidos con los dedos, por supuesto.

«No» simplemente acelera a través de tus escalas sin pensar. La práctica deliberada es necesaria para asegurarse de que su tiempo de práctica no se desperdicie, o de que no esté simplemente «perfeccionando» sus errores. Por ejemplo, si notas que siempre pierdes una determinada nota (eres bemol, agudo o fuera de ritmo), practicando de la misma manera sin pensar, te entrenarás para cometer el error. En lugar de corregirlo, fortalecerá el problema. La práctica deliberada significa que concentras toda tu energía mental en realizar la tarea física perfecta, y muchos estudios han demostrado su eficacia.

«Hacer» tocar con un tempo exageradamente lento. Esto le ayudará a realizar una práctica deliberada. Si, por ejemplo, ralentiza el tempo a un segundo por tiempo y usa notas completas a un tiempo de 4/4, eliminará dos importantes tareas de práctica. Sostener un golpe de arco largo y sostenido te ayuda a aprender a hacer una reverencia recta y a mejorar tu calidad, ambos fundamentos esenciales.

«No» Piensa que practicar escalas no tiene ningún valor. Además de aprender a tocar maravillosamente las partes clave de la música, las escalas contienen arpegios, y una vez que te das cuenta de que puedes alterar el tiempo y la duración de cada nota, podrás desarrollar cambios más suaves y un mejor control del arco (velocidad y contacto punto).

«Hacer» di mentalmente las notas en tu cabeza mientras las tocas. Esto es muy importante para los estudiantes principiantes de violín. Decir o cantar las notas para usted mismo mientras las toca ayudará a solidificar su entonación y mejorará las habilidades de lectura a primera vista.

«No» ignore su partitura. Tener la partitura frente a usted y concentrarse en cada nota mientras la toca es esencial para ayudarlo a desarrollar su capacidad de lectura musical. Encuentre impresiones de cualquier escala aquí.

«Hacer» asegúrese de sostener el violín, el arco y la postura correctamente. Practicar escalas te brinda una gran oportunidad para trabajar en tu forma, pero también te permite explorar tu instrumento de cuerda y desarrollar tu propio estilo de ejecución. Las cosas con las que puede experimentar incluyen:

  • PresiĂłn con los dedos y al arquear
  • Velocidad y contacto del arco
  • Transiciones y tĂ©cnicas fundamentales similares

«No» olvide que tocar escalas también fortalece sus otras habilidades fundamentales con el violín. Como se mencionó anteriormente, al tocar a un tempo muy lento, podrá desarrollar una sincronización y un ritmo mejorados. Además, la práctica repetida de las escalas de violín mejora su capacidad natural para detectar y corregir problemas con su tono, articulación y consistencia.

«Hacer» Entiende que practicar tus escalas te ayudará a progresar más rápido que si las descuidas. Las escalas forman los componentes básicos de toda la música, por lo que, naturalmente, si planeas convertirte en músico, las escalas son cruciales.

Aprender a practicar deliberadamente las escalas de violín le ayudará a mejorar varias de sus habilidades para tocar. Por lo tanto, la próxima vez que practique con su instrumento de cuerda, recuerde todas las ventajas que puede obtener perfeccionando las escalas de su violín.