Saltar al contenido

M√°s all√° del pop: el caso de la m√ļsica cl√°sica en el aula

M√°s all√° del pop: el caso de la m√ļsica cl√°sica en el aula http://www.connollymusic.com/revelle/blog/beyond-pop-the-case-for-classical-music-in-the-classroom @revellestrings

Las limitaciones presupuestarias a menudo caracterizan las decisiones de la junta escolar e, hist√≥ricamente, los programas de m√ļsica y otras actividades que se consideran prescindibles son las primeras en sentir la presi√≥n cuando se realizan cambios. Las artes sufren por la falta de reconocimiento de las ventajas que brindan a los estudiantes. Y no solo aquellos que se destacan en otras √°reas. Las artes pueden llegar a los ni√Īos de alto riesgo a trav√©s de salidas productivas y los ni√Īos con necesidades especiales pueden usar las artes y la m√ļsica como una forma de comunicarse.

Sin embargo, recientemente ha cambiado la opini√≥n sobre la formaci√≥n musical y la inclusi√≥n de las artes en el plan de estudios escolar obligatorio. A medida que m√°s estudios cient√≠ficos confirman los beneficios acad√©micos, f√≠sicos y sociales de la educaci√≥n musical temprana, muchas escuelas en todo el pa√≠s y el mundo est√°n presionando para proteger y expandir los programas de arte que se ofrecen a los ni√Īos tanto en entornos p√ļblicos como privados. Sin embargo, defender la m√ļsica cl√°sica es todav√≠a un debate en curso con acad√©micos y legisladores.

Problemas controverciales

En la d√©cada de 1990, investigadores de la Universidad de California, Irvine, conmocionaron al mundo con lo que se conoci√≥ como el efecto Mozart. B√°sicamente, el estudio mostr√≥ que los estudiantes universitarios, despu√©s de escuchar diez minutos de Mozart, se desempe√Īaron mejor en ciertas √°reas de una prueba de inteligencia. Pero, los hallazgos cobraron vida propia y en poco tiempo se apoder√≥ de la percepci√≥n general de que simplemente escuchar m√ļsica cl√°sica aumenta la inteligencia.

Sin embargo, muchos acad√©micos se mostraron esc√©pticos y citaron casos que mostraban que escuchar m√ļsica cl√°sica no ten√≠a un efecto significativo en los niveles de inteligencia. De hecho, la primera parte de este siglo se caracteriz√≥ por esta incredulidad. Pero, otros a√ļn sosten√≠an que el poder de la m√ļsica para generar mejoras cognitivas y conductuales era real, y se propusieron examinar el problema utilizando controles m√°s espec√≠ficos y la tecnolog√≠a mejorada disponible. Y, las t√©cnicas de im√°genes recientes que est√°n dise√Īadas para medir y catalogar las sinopsis de activaci√≥n y la conectividad cerebral han demostrado definitivamente que la instrucci√≥n musical, especialmente cuando se combina con aprender a tocar un instrumento, de hecho aumenta la cognici√≥n cerebral y forja las conexiones que mejoran la actividad cerebral de por vida.

Luchas actuales

Aunque se publica m√°s informaci√≥n a diario sobre los beneficios de la m√ļsica cl√°sica, y verdaderamente, el alcance es extenso, las escuelas a√ļn luchan con programas de arte con fondos insuficientes y recortes directos. El debate es realmente sobre por qu√© la m√ļsica cl√°sica deber√≠a estudiarse e incluirse en las escuelas. Con todo el √©nfasis puesto en el enriquecimiento acad√©mico, acad√©micos como Jessica Hoffman Davis, psic√≥loga de desarrollo cognitivo y fundadora del Programa de Artes en la Educaci√≥n de la Escuela de Graduados de Educaci√≥n de Harvard y otros, est√°n tratando de cambiar el rumbo al enfatizar los beneficios intangibles obtenidos a trav√©s de las artes. educaci√≥n.

Estudiar m√ļsica cl√°sica y otras formas de arte desarrolla mucho m√°s que una actividad cognitiva. Las artes introducen a los estudiantes a habilidades para la vida que ofrecen mejoras cualitativas que son dif√≠ciles de medir, pero que no son menos importantes que los logros acad√©micos.

Descubriendo los Beneficios

Despu√©s de haber demostrado que reduce el estr√©s y fomenta la comunicaci√≥n positiva entre los estudiantes con necesidades especiales, la instrucci√≥n de m√ļsica cl√°sica tambi√©n les ense√Īa a los estudiantes habilidades valiosas para la vida que promover√°n el √©xito futuro. Y aunque estos beneficios son dif√≠ciles de medir, son muy reales.

Las diferencias entre la m√ļsica popular y la cl√°sica son amplias. A diferencia del pop, las composiciones cl√°sicas suelen tener al menos 20 minutos de duraci√≥n y, en lugar de centrarse en las voces, presentan una gama de sonidos orquestales que estimulan varias √°reas del cerebro. Las partituras abarcan toda la gama de la escala musical y presentan una amplia gama de sonidos din√°micos (fuertes y suaves). Y son estas diferencias las que crean el impacto.

Además, aprender a tocar un instrumento requiere un nivel de determinación, habilidades de visualización y trabajo en equipo del que carecen otras materias escolares. Y debido a que la instrucción musical implica desarrollar el dominio a través de la práctica repetida y la capacidad de interpretar y enviar comunicaciones no verbales, fomenta la perseverancia y las habilidades interpersonales. Los estudiantes son capaces de visualizar cómo debería sonar una pieza terminada y, si se les instruye en composición, pueden desarrollar los procesos imaginativos que caracterizan a los solucionadores de problemas. Este tipo de habilidades puede que no se promocionen durante la escuela primaria, pero su desarrollo temprano ayuda a la transición. en la educación superior y, finalmente, en la fuerza laboral.

Hacer el caso de la m√ļsica en el aula realmente implica considerar los beneficios de la educaci√≥n musical, ya que puede mejorar todo el alcance del desarrollo del estudiante. Y cuando se ve de esa manera, incluir m√ļsica cl√°sica en el aula es una obviedad.