Saltar al contenido

Una breve historia del bajo

history-bass.jpg
El contrabajo es el instrumento de cuerda más grande y de tono más bajo utilizado en las orquestas modernas. A veces se le llama contrabajo, contrabajo, contrabajo, contrabajo o violín bajo.

Pero ya sea que se toque con arco, punteado o slap, este instrumento forma un aspecto integral en muchos géneros musicales, incluidas las composiciones clásicas y sinfónicas, el jazz, el bluegrass, el country y el oeste y el rock.

Sin embargo, al investigar la evoluci√≥n y la historia del bajo de cuerda, se le presentan siglos de alteraciones y distinciones que afectaron su dise√Īo, dimensiones y afinaci√≥n, lo que puede convertirlo en un gran rompecabezas. Adem√°s, cada uno de los diferentes pa√≠ses europeos y luthiers ten√≠a sus propias preferencias de estilo, por lo que los estudiosos discuten los or√≠genes exactos del contrabajo moderno.

Aunque la mayoría mantiene la creencia de que se desarrolló a partir de la viola da gamba (viola de pierna), que se originó en la Europa del siglo XV, Paul Brun, en su libro Una nueva historia del contrabajo, afirma que la construcción interna se parece tanto a la familia de instrumentos del violín que el contrabajo probablemente se originó como el miembro de registro más bajo de esa conocida familia.

Ejemplos tempranos

La ilustraci√≥n m√°s antigua en la historia del bajo de cuerda data de 1516, pero los relatos escritos registran instancias de ¬ęviolas¬Ľ tan grandes como una persona, y la afinaci√≥n de registro profundo se encuentra notablemente en primer lugar entre la familia de las violas. Estos primeros instrumentos se afinaron de diversas formas. O simplemente usando cuartos (a diferencia de muchos instrumentos de cuerda que afinan por quintos), o por una combinaci√≥n de tercera y cuarta afinaci√≥n, dependiendo del instrumento en s√≠.

Sin embargo, la investigaci√≥n ha revelado que se utilizaron hasta 50 afinaciones diferentes durante la historia del bajo de cuerda. De hecho, hasta que la afinaci√≥n de principios del siglo XX b√°sicamente solidific√≥ el EADG (de menor a mayor), muchos compositores y m√ļsicos solicitaron espec√≠ficamente notas m√°s bajas que la baja E. La afinaci√≥n moderna es t√≠picamente para tocar en ¬ęsolo¬Ľ (que es un tono completo m√°s alto: F # -BEA), o la afinaci√≥n ¬ęorquestal¬Ľ antes mencionada.

Los primeros instrumentos de contrabajo tambi√©n presentaban t√≠picamente varios n√ļmeros de cuerdas, algunos ejemplos raros que usaban hasta seis, antes de que se adaptaran lentamente a tres, o el instrumento moderno de cuatro cuerdas m√°s com√ļnmente utilizado. Adem√°s, muchos de los primeros ejemplos incluyeron un tipo de trastes de tripa que se cre√≥ envolviendo cuerdas de tripa horizontalmente a varios intervalos a lo largo del diapas√≥n para generar trastes en cada semitono.

Quizás la mejor información disponible sobre la historia del bajo de cuerda la registra el teórico musical Miguel Praetorius, quien escribió Sintagma Musicum (161-1620). Su texto revela un Gross-Contra-Bass-Geige, que generalmente se considera que ha evolucionado hasta convertirse en el contrabajo moderno.

Dise√Īo y construcci√≥n

A diferencia de otros miembros de la familia del violín (violín, viola y violonchelo), el contrabajo nunca ha sido completamente estandarizado en forma o construcción, lo que significa que su apariencia y sonido son muy irregulares.

Por ejemplo, las dos formas de contorno más fundamentales se pueden clasificar como forma de violín o forma de viol de gamba, aunque existen instrumentos menos comunes en forma de busetto o pera. La altura de las nervaduras, creando el cuerpo hueco, ha variado a lo largo de la historia del contrabajo y sigue siendo subjetiva en la actualidad. Y, muchas de las disputas sobre los orígenes se basan en la combinación de similitudes utilizadas durante la construcción del contrabajo, tales como:

Similitudes con el violín:

  • Puente vertical independiente
  • Orificios en F proporcionales (orificios de sonido)
  • Cordal, diapas√≥n sin tensar y pergamino
  • Parte posterior redondeada, poste de sonido interior y barra de bajos

Similitudes de violín:

  • Construcci√≥n de espalda plana y en √°ngulo
  • Hombros inclinados
  • Ajuste de la cabeza de la m√°quina en lugar de clavijas de madera de fricci√≥n

La fusión de estos dos estilos permite un gran gusto personal al elaborar este instrumento y ofrece diferentes ventajas para tocar.

Estilos de reproducción

A lo largo de la historia del bajo de cuerda, los estilos de ejecuci√≥n se han adaptado para satisfacer las necesidades de la m√ļsica. Aunque originalmente se jugaba con t√©cnicas de reverencia, muchas t√©cnicas modernas incorporan en gran medida alguna forma de pizzicato (punteo o bofetadas). El estilo slap se crea alejando las cuerdas del diapas√≥n para que reboten en el diapas√≥n, proporcionando tanto el tono como el ritmo.

A principios del siglo XX, los artistas de grabaci√≥n se dieron cuenta de que el elemento de percusi√≥n adicional ayudaba a amplificar la proyecci√≥n del sonido e inclu√≠a una l√≠nea de graves m√°s fuerte dentro de la m√ļsica, lo cual era muy importante debido a las limitaciones de los primeros equipos de grabaci√≥n.

Comprender la historia del contrabajo puede ser un desafío. Y aunque existen disputas sobre los orígenes reales conocidos, es bueno saber que este versátil instrumento tuvo sus inicios junto con muchos otros en la familia del violín, y hoy se ha convertido en un miembro importante de todo tipo de estilos musicales.