¿Cómo han comunicado desde el Gobierno de España en 40 años de Democracia?

Fuente imagen: pixabay.com

El 5 de junio tuve la oportunidad de asistir a una jornada sobre la política de Comunicación de los Gobiernos de España en Democracia. La jornada que tuvo lugar en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales se transmitió a través de la experiencia de los portavoces de diferentes gobiernos de España desde la transición democrática.

Eduardo Sotillos, Rosa Conde, Alfredo Pérez Rubalcaba, Josep Piqué, Pío Cabanillas e Iñigo Méndez de Vigo nos fueron transmitiendo el conocimiento que han ido adquiriendo de la experiencia. Unas exposiciones que estuvieron moderadas por los catedráticos de la Universidad Complutense María José Canel (Comunicación Política) y Juan Luis Paniagua (Ciencia Política).

Alfredo Pérez Rubalcaba e Íñigo Méndez de Vigo coincidieron en señalar que el portavoz tiene que reconocer que no lo conoce todo, que hay cosas que ignora. Ambos han contado con sus madres como principales asesoras, la de Pérez Rubalcaba le decía su estado emocional y la de Méndez de Vigo además de decirle su estado de ánimo le analiza cada mensaje que transmite como portavoz.  También eran de la misma opinión en que debe ser prudente y tener cuidado con lo que dice, y “no tratar de hacerse el gracioso” según Méndez de Vigo.

Pérez Rubalcaba comparó la figura del portavoz con la de un profesor (dos profesiones que ha ejercido) señalando que ambos tienen semejanzas, ambos tienen que comunicar una historia, y también diferencias, sobre todo en el lenguaje. También comentó que “un error de comunicación puede convertirse en algo inasumible”, es decir que se puede generar una crisis de imagen.

Todos los ponentes consideraron que es una figura necesaria. Sobre la función del portavoz del gobierno Eduardo Sotillos considera que es comunicar con los ciudadanos, no con los medios. Pio Cabanillas señaló la importancia de que el portavoz debe ser consciente que no es el portavoz de un gobierno, un presidente o un partido, es el portavoz de un proyecto político y debe comunicar que se está cumpliendo.

Rosa Conde resaltó que, por ser la primera mujer portavoz del gobierno, tuvo que enfrentarse a diversos ataques machistas. Estos no procedían de sus compañeros de gobierno que la respetaban y apoyaban sino desde los medios de comunicación. Los medios buscaban cualquier cosa para atacarla y criticarla, por ejemplo, cuando en una rueda de prensa en la que llevaba falda, el periodista estaba más pendiente de fotografiar cuando movía las piernas que de lo que estaba diciendo.

Lo que no coincidieron los ponentes fue en el cómo debe hacer su labor el portavoz, mientras para unos era muy importante tener un plan de comunicación para otros no, aunque ninguno consideraba que debía improvisar. Piqué criticó la inserción de publicidad en los medios de comunicación porque considera que es un despilfarro y expuso que los grandes temas tienen que tener una posición estratégica en la comunicación del gobierno.

¿Quién debe ser el portavoz del Gobierno?

Eduardo Sotillos, Rosa Conde y Pío Cabanillas eran de la opinión que el portavoz de gobierno debía ser un ministro porque le permite acceder a la información que se quiere comunicar y es más fácil de coordinar la comunicación con otros ministros si eres su igual. Además, Conde y Cabanillas, consideran que es mejor que sea “a tiempo completo” para poder dedicarse en exclusiva a la comunicación del gobierno y que tenga una estructura de apoyo detrás. Eduardo Sotillos dijo que, un periodista, no debe ser el portavoz del gobierno porque a un periodista, como a él, le gustaría poder contar todo aquello que se ha producido en el Consejo de Ministros. Que es aquello que, precisamente, es lo que no se puede contar al estar sujeto por el secreto de las deliberaciones. Pio Cabanillas destacó que no existe un Currículum específico para ser portavoz, algo que se evidenció en la jornada por los diferentes orígenes profesionales de todos los ponentes.

Josep Piqué expuso que, al ser un ministro sectorial y a la vez portavoz todos los periodistas lo seguían a todos los actos. Que el problema no está tanto en la comunicación sino más en la percepción de lo que se comunica.

 

Autor: Jorge Juan Morante

Politólogo, community manager, bloguero y doctorando en Comunicación Política por la Universidad Complutense en Madrid. Es autor de varios artículos e investigaciones sobre Comunicación Política y Redes Sociales. Miembro de la Asociación de Comunicación Política (ACOP) y de la Asociación Española de Ciencia Política y de la Administración (AECPA).

¿Cómo han comunicado desde el Gobierno de España en 40 años de Democracia?
Valora este post