El GRAN debate

GRANDE es la palabra exacta, por la cantidad de participantes y la duración del mismo. Una noche con once candidatos y una duración de cuatro horas.

A sólo tres semanas de su cita con las urnas, y con el riesgo de no pasar a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, ayer Francia presenciaba el segundo debate electoral tras el llevado a cabo en Marzo, un encuentro que comenzaba pasada la medianoche y que se hizo pesado y confuso.

Sin duda el debate ya se aventuraba complicado, ya que a diferencia del primero en el que sólo participaron los cuatro favoritos, ayer se veían las caras nada menos que once de los candidatos que se presentan a la presidencia francesa.

Con 15 minutos para cada uno que debían dividir en intervenciones de 1 a 2 minutos, todos los presentes tuvieron la oportunidad de hacer una breve intervención expositiva, que convirtieron el debate en eso, en una consecución de exposiciones que le quitaron brillo al encuentro al dificultar el verdadero debate.

Pocos fueron los momentos de verdadero enfrentamiento y difícil para los candidatos articular grandes ideas y propuestas.

En resumen un debate demasiado tedioso y que por su forma permitió lucirse poco a los candidatos y sus ideas, algo bastante decepcionante si tenemos en cuenta el clima de grandes dudas en Francia, y la gran abstención prevista en los próximos comicios según los datos que publicaba Le Monde ayer (un porcentaje de abstención del 34% y un 36% de indecisos)

No podemos hablar de un vencedor o vencedora de la noche, pero si que existen datos sobre la percepción de los telespectadores que siguieron el debate a través de la cadena BFMTV, que valoraron a los candidatos por su convicción según los cuáles Jean-Luc Mélenchon con el 25% del apoyo del público fue el candidato más convincente, seguido de Enmanuel Macron con el 21%, en tercera posición encontramos a François Fillon con el 15% y con el 11% a la polémica Marine Le Pen.

En la cuestión relativa a sus cualidades como líderes del país las tornas se invierten siendo Macron con el 27% el mejor valorado seguido de Jean-Luc Mélenchon (21%) .

Pese a que los datos sitúan a Jean-Luc Mélenchon y Enmanuel Macron como los vencedores de la noche, lo cierto es que su “victoria” se vio bastante ensombrecida por un encuentro en el que primaron la falta de debate y orden que en ocasiones llevaron a intervenciones solapadas.

En lo referente a los temas de debate, podemos considerar que los centrales fueron tres : empleo, seguridad y el desarrollo del modelo social.

Habrá que esperar al 23 de Abril para ver quienes de estos 11 se quedan fuera de la carrera hacia el Eliseo y quienes se sitúan como favoritos.

Autora: Marina de Miguel García-Argüelles

Licenciada en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, Máster en Asesoramiento de Imagen y Consultoría Política por la Universidad Camilo José Cela y Sinergóloga (experta en lenguaje corporal). Ha trabajado como investigadora social y en campañas electorales en España. Apasionada de la comunicación política, en general, y del discurso y spots, en particular.

 

El GRAN debate
Valora este post