ELECCIONES VASCAS

Las elecciones autonómicas vascas  parecían ser decisivas para el desbloqueo institucional en el que se encuentra España.

Tras escrutarse la totalidad de los votos en ambas autonomías, llega el momento de hacer autocríticas y analizar los discursos y medidas adoptadas en la campaña por los diferentes candidatos. 

PENTAX Image

Ciudadanos no consigue representación en ninguno de los Parlamentos a pesar de haberse quedado a 500 votos de un diputado en Euskadi. 

Nicolás de Miguel parece no haber propuesto la eliminación de las diputaciones vascas, al menos, en un primer momento, sin embargo, el líder de Ciudadanos en el País Vasco sostuvo antes de iniciarse la campaña que «la propuesta de Ciudadanos siempre ha sido clara, en este tema somos muy honestos», del mismo modo añadía que “pretenden suprimir el Concierto Económico y las diputaciones forales, aunque es una medida que requiere consenso por parte de todas las formaciones políticas y, en estos momentos, no existe”. 

De igual forma, José Manuel Villegas anunciaba seis días antes de las votaciones vascas que “entraremos en el Parlamento Vasco como alternativa de regeneración y de unión para todos los vascos”, cosa que pasado el escrutinio no se materializó. 

Más optimista se mostraba De Miguel cuando en el ecuador de la campaña aseguraba que “estamos a menos de 100 votos de entrar en el Parlamento Vasco y el voto a los viejos partidos no va a cambiar nada”, pero finalmente fueron 500. 

El discurso del candidato a lehendakari naranja se basó en la creación de empleo de calidad y con salarios dignos, en la generación de riquezas y en la apuesta fuerte por el Estado de Bienestar y una administración al servicio de los ciudadanos, transparente y operativa

Al parecer este posicionamiento que sigue las líneas generales del discurso unísono en toda España de la formación de Albert Rivera, no ha sido suficiente para entrar en el Parlamento Vasco y no fue suficiente para captar a los treintañeros y cuarentañeros con hijos y estudios universitarios, europeistas convencidos e interesados en reformas profundas del Estado, así como, un funcionamiento moderno de las instituciones, con menos burocracia y más meritocracia, reducción de la duplicidad y partidarios de una reforma de la Constitución de 1978. 

Por otro lado, en la otra banda, jugaba el Partido Popular, que si bien es cierto que aparentaba respetar a la formación naranja, siempre ha establecido el discurso de que votar a Ciudadanos, era un voto “tirado a la basura” y utilizaba un vídeo en el que decía que votar a Ciudadanos “es tan útil como llevar chanclas en Groenlandia o bañador en el Himalaya”. En respuesta, Ciudadanos aprovechó los eslóganes populares para recordar los casos de corrupción del partido de Mariano Rajoy o del PSOE, así como su labor de oposición en Cataluña.

A su vez, las declaraciones de Alonso y Maroto mostraban cómo el PP se desdibuja en Euskadi, en referencia a la reacción de los populares preguntados sobre los casos de corrupción de la misma formación. 

Por su lado, Mendia, reivindicaba el papel del PSE a la “palabrería” de Podemos, que no olvidemos, es su eterno enemigo. 

Pero no debemos olvidarnos del PNV, el Partido que más escaños ha conseguido en el Parlamento Vasco, aunque sin tener la mayoría absoluta. El PP y el PSE intentan con sus 9 escaños, ser decisivos para el PNV y la formación de gobierno. 

Iñigo Urkullu, ha declarado que “la apuesta de Euskadi por la estabilidad”, que es “condición necesaria para la confianza, la inversión y el crecimiento”, así como por la industria, el empleo y la economía real, del mismo modo, añadía antes del fin de la campaña que “hay que ser prudentes ante las encuestas para evitar relajarse”. 

Paralelamente a ello, Arnaldo Otegi, ha tendido la mano de EH Bildu al PNV para conformar “una gran mayoría de país que consolide un Gobierno de progreso en lo nacional y lo social”  en Euskadi.

Ahora, sólo nos queda esperar la repercusión que estos resultados tendrán en la formación de gobierno a nivel nacional y los pactos que se desarrollarán en la autonomía. 

Autora: Irene Carmen de Dios Gallego

Licenciada en Ciencias políticas , Derecho y Máster en Abogacía en la Universidad Pablo de Olavide y en la UNED. Ha sido coordinadora de la Campaña Nacional para los candidatos al Congreso de los Diputados de Sevilla y responsable de Acción Política a nivel Autonómico con Ciudadanos.

Voluntaria en el Departamento Jurídico de la ONGD TeTocaActuar y Asesora jurídica en Jarana Asesores.

 

ELECCIONES VASCAS
Valora este post