No me casaré contigo si traicionas mi confianza

  • El diálogo tras el desencuentro entre Pedro Sánchez y Puigdemont no son del agrado de la formación naranja en cuanto se trate el tema del Referéndum.

El encuentro de Pedro Sánchez con Puigdemont a propuesta del primero, no es del agrado del partido de Albert Rivera y así lo comunicó Fernando de Páramo, secretario de comunicación.

“Si se van a hablar de mejoras para Cataluña, estaremos de acuerdo. Pero si hablamos de saltarse la legalidad o de hacer refrendos independentistas, tenemos un contrato que dice que esto no se puede hacer”. No le falta razón a Fernando de Páramo en estas afirmaciones cuando el PSOE cedió dos senadores a Esquerra Republicana y otros tantos a Democràcia i Libertat tras las elecciones del 20D al no poder formar grupo propio en el Senado.

Tanto Esquerra Republicana como Democràcia i Libertat no reúnen los requisitos para tener una formación propia en el Congreso, por lo que PP y PSOE hicieron uso de su poder histórico para interpretar el reglamento de manera amplia y conceder a ambas formaciones el privilegio de creación de grupo parlamentario en la Cámara baja.

Si seguimos analizando las actuaciones del PSOE tras el 20D, también recordaremos el “coqueteo” con Podemos, partido considerado por los expertos populista e investigado por su financiación.

En este “filtreo expontaneo”, Pedro Sánchez estableció algunas líneas rojas que no podrían rebasarse, entre las que se encontraban la consulta en Cataluña. Podemos traspasó los límites por lo que la “historia de amor” se acabó. Pero ¿acaso ERC y Convergencia no abogan por esa consulta también?, la pregunta es característica si tenemos en cuenta que tras las elecciones, el PSOE cedió senadores a ERC.

¿No está justificado el “ataque de celos” de Ciudadanos? Viendo el historial de su actual “pareja”, PSOE, debería tener “las antenas” bien sincronizadas porque no han sido demasiado buenas las relaciones que ha mantenido tras recibir el peor resultado de la historia desde la transición.

Si Pedro Sánchez cede ante las propuestas de Puigdemont, Albert Rivera no se casará y romperá la relación. No sólo por traspasar las líneas rojas de Ciudadanos, sino porque tampoco había sido avisado de dicho encuentro.

¿No decía Pedro Sánchez que a todas las reuniones iría con Albert Rivera? ¿Qué ha cambiado ahora?

Las declaraciones del secretario de comunicación son claras y contundentes “Si Sánchez se sale de ese acuerdo y condiciones, Ciudadanos se levantará de la mesa, como ya habíamos dicho”.

Ahora, solo nos queda esperar para ver el desenlace de esta historia.

Autora: Irene Carmen de Dios Gallego

Licenciada en Ciencias políticas , Derecho y Máster en Abogacía en la Universidad Pablo de Olavide y en la UNED. Ha sido coordinadora de la Campaña Nacional para los candidatos al Congreso de los Diputados de Sevilla y responsable de Acción Política a nivel Autonómico con Ciudadanos.

Voluntaria en el Departamento Jurídico de la ONGD TeTocaActuar y Asesora jurídica en Jarana Asesores.

No me casaré contigo si traicionas mi confianza
Valora este post