Polémica en Hungría tras el posible cierre de la Central European University

Manifestación por el cierre de la Universidad CEU Budapest. Foto Extraída de: www.dailynewshungary.com

Más de 10.000 personas, según France 24, recorrían las calles de Budapest el pasado 2 de abril. Lo hacían para protestar contra un proyecto de ley que persigue el cierre de la Central European University (CEU) en la capital húngara.

Proyecto de ley que ha sido finalmente firmado el lunes 10 de abril por el presidente húngaro, János Áder, a pesar de las quejas y solicitudes para que no se realizara. “La sociedad húngara está siendo intimidada”, dice Eszter Somogyi. Según esta joven de origen húngaro, todo esto es el resultado de un plan “bien diseñado” por el primer ministro Victor Orbán, “que va en contra de enemigos intangibles como la Unión Europea y Bruselas, o ahora la CEU”.

Esta conocida universidad, que imparte las clases en inglés, ha acogido desde su fundación en 1991 por el americano George Soros a 14.000 estudiantes de todo el mundo. Casey McKenzie, uno de estos estudiantes, define su experiencia en esta universidad como “bastante inspiradora”. Casey no entiende esta decisión ya que, según él, los valores de la CEU son “la libertad académica, la libertad de expresión y la promoción de la democracia”.

Según La Vanguardia, la nueva normativa, elaborada por el Gobierno del primer ministro Viktor Orbán, y aprobada por el Parlamento el pasado día 4, “exige que los institutos académicos financiados desde el extranjero tengan una sede y programas en el país de origen, Estados Unidos en el caso de la CEU”. Algo que, según el Gobierno de Orban, el CEU no cumple. Atacando a esta institución, Orbán busca alcanzar a George Soros, a quien acusa de financiar a la oposición.

Con la firma entrará en vigor esta normativa, aunque con la posibilidad de una petición de revisión al Tribunal Constitucional, si se reúne el apoyo de al menos una cuarta parte de los diputados del Parlamento.

No se trata de la primera vez que Orbán se encuentra en el centro de la polémica. Sus ataques anteriores se dirigieron contra diferentes ONG, medios de comunicación y refugiados, entre otros. Ante esta situación, Eszter se muestra preocupada por la situación en su país: “Lo que estamos viendo en Hungría es un socavamiento sistemático de los valores democráticos y los derechos humanos por parte del gobierno”.

Autor: Teresa Vallejo Molina

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y por el Institut d’Études Politiques de Estrasburgo en Ciencias Políticas y Master en Seguridad Europea y Estabilidad Internacional.
Ha realizado prácticas en el Parlamento Europeo en Bruselas así como en diversos medios de comunicación franceses y españoles.

Polémica en Hungría tras el posible cierre de la Central European University
Valora este post