Tras 10 meses de bloqueo, España vuelve a tener Gobierno

Tras 314 días con un Gobierno en funciones, el periodo de inestabilidad política más largo hasta ahora conocido, Mariano Rajoy fue investido presidente del Gobierno español.

Estos últimos meses de bloqueo han estado caracterizados por el fin del bipartidismo, la incapacidad de las diferentes formaciones políticas de llegar a un acuerdo y el fantasma de unas terceras elecciones que, de haberse celebrado, los españoles deberían haber ido a votar el día de Navidad.

Mariano Rajoy fue investido Presidente por mayoría simple gracias a 170 votos a favor y la abstención de 68 diputados del PSOE. Contra ello, 111 votos contra, de los cuales 15 diputados socialistas, incumpliendo con la tan polémica disciplina de voto del Comité Federal.

Desde las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, España ha sido gobernada por un Gobierno en funciones. Durante estos 314 días, España ha pasado por dos elecciones generales, numerosas tentativas infructuosas de investidura, mesas de negociación entre los principales líderes políticos y la división interna del PSOE, con la dimisión de Pedro Sánchez a la cabeza del partido socialista español y su renuncia a su acta como diputado en la Cámara Baja, no incumpliendo la disciplina de voto y siendo fiel a su “no es no” a la investidura de Rajoy.

«España necesita algo más que una simple investidura. Necesita un Gobierno que esté en condiciones de gobernar”, decía Mariano Rajoy durante la sesión de investidura el pasado sábado. Y es que se trata del Gobierno democrático con menos apoyos: con 137 diputados, deberá ponerse de acuerdo con el resto de formaciones políticas, lo que parece no ser fácil, con el fin del bipartidismo y la irrupción con fuerza de nuevas formaciones.

A pesar de esta necesidad de acuerdo con el resto de partidos, Mariano Rajoy ha marcado también una línea roja infranqueable sobre sus reformas más polémicas, entre ellas la reforma laboral, establecida en 2012 y que facilita, entre otras medidas, que el empresario pueda modificar elementos tales como el salario o cambiar los horarios y funciones de los empleados. En este sentido Rajoy ha querido ser claro, ya que es totalmente consciente del rechazo que estas reformas, puestas en marcha durante la pasada legislatura, suscitan en las formaciones roja y naranja. “La política de cualquier gobierno sensato no admite más que un rumbo, y ha de marcarlo el Gobierno”, ha zanjado el Presidente.

El pasado jueves Rajoy daba a conocer a su nuevo equipo de Gobierno. Trece ministros, de los cuales ocho hombres y cinco mujeres, forman el nuevo Ejecutivo. Rajoy ha mantenido siete rostros de la pasada legislatura y ha depositado su confianza en seis nuevos, despidiéndose de los más polémicos.

El nuevo Ejecutivo tendrá pues que enfrentarse al desafío de gobernar en minoría. Mariano Rajoy no podrá convocar nuevas elecciones, si así lo estima necesario, hasta el próximo 3 de mayo de 2017.

 

 

Autora: Teresa Vallejo Molina

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y por el Institut d’Études Politiques de Estrasburgo en Ciencias Políticas y Master en Seguridad Europea y Estabilidad Internacional.
Ha realizado prácticas en el Parlamento Europeo en Bruselas así como en diversos medios de comunicación franceses y españoles.
Twitter : @twTeresaV<https://twitter.com/twTeresaV>

Tras 10 meses de bloqueo, España vuelve a tener Gobierno
Valora este post